Amamos tanto a nuestros hijos que no queremos que sufran. Hacemos lo indecible por facilitarles la vida… la paradoja es que entre más les damos… más les quitamos.

Viva con calidad humana escuche al Dr. Arturo Rohana